València en Comú renuncia a las invitaciones al balcón en las mascletàs y las destina al sorteo entre toda la ciudadanía

 

EL GRUPO MUNICIPAL VALÈNCIA EN COMÚ RENUNCIA A LAS INVITACIONES AL BALCÓN EN LAS MASCLETÀS Y LAS DESTINA AL SORTEO ENTRE TODA LA CIUDADANÍA

 

Son un total de 60 entradas más para el sorteo, que se suman a las casi 400 que ha sacado el Ayuntamiento

 

El balcón ha sido cerrado a la ciudadanía demasiados años en unas fiestas que son del pueblo, no de la administración ni de los cargos políticos El grupo municipal de València en Comú, conformado por los regidores Jordi Peris y Roberto Jaramillo y la regidora María Oliver, ha decidido no hacer uso de las invitaciones que el consistorio pone a su disposición para ver las mascletàs en el balcón del Ayuntamiento. A cada grupo municipal le corresponden un serie de invitaciones en función del número de concejales y concejalas.

 

En el caso de València en Comú le corresponden tres al día. Esto hace un total de 60 invitaciones que, por decisión del grupo municipal, se añaden a las que el Ayuntamiento ha sacado para el sorteo entre los ciudadanos y ciudadanas de la ciudad. Así, más gente podrá asistir a la mascletà desde el balcón del edificio municipal. El portavoz del Grupo Municipal, Jordi Peris, lo explica: “consideramos que el Consistorio y el balcón han estado cerrados demasiado tiempo para la gente que es, al fin y al cabo, su propietaria. Somos conscientes de que a muchos vecinos y vecinas les gustará poder disfrutar de una parte de la fiesta desde un lugar que ha sido inaccesible. Nos parece el mejor destino para nuestras invitaciones”.

 

Las fiestas son elementos de cohesión social y de participación ciudadana, pero en las últimas décadas, tanto las fallas como otras fiestas populares han sufrido un proceso de mercantilización y de instrumentalización política por parte de los gobiernos del PP que tiene que acabar. Ya en las anteriores fallas, las del primer año del gobierno del cambio, el balcón se abrió a la gente y también a las entidades ciudadanas que lo habían tenido cerrado durante los años de gobierno del PP por plantear críticas a su gestión o por denunciar la corrupción o las políticas de austeridad que tanto daño han hecho en Valencia.

 

Este año son más las invitaciones a organizaciones sociales y las que llegan directamente a la gente mediante el sorteo. Consideramos que es un gesto que muestra la convicción del gobierno municipal de que la fiesta es de la gente y no de la administración pública. Un gesto que está en consonancia con las lógicas participativas y comunitarias por las que apostamos en València en Comú. Invitamos a la gente a inscribirse en el sorteo: www.valencia.es/sorteomascleta

 

Print Friendly, PDF & Email
Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.