El Ayuntamiento aprueba una moción por una financiación justa para los valencianos y valencianas y se adhiere a la manifestación unitaria

 

El Pleno municipal ha aprobado una moción reclamando una financiación justa para los valencianos y valencianas presentada por el Govern de la Nau, firmada y defendida por los portavoces Pere Fuset, del Grupo Municipal Compromís; Sandra Gómez, del Grupo Socialista, y María Oliver, de València en Comú. En el texto se recuerda que en 2016 la Generalitat promovió un Manifiesto por una financiación justa, que secundaron más de 600 entidades valencianas, donde se denunciaba la marginación valenciana en materia de financiación y también de inversión, por lo que se exige “una reforma inmediata del sistema de financiación que establezca un nuevo modelo con recursos suficientes y repartidos equitativamente entre todas las autonomías, que posibilite a los valencianos y valencianas tener unos servicios públicos fundamentales dignos y ejercer nuestras competencias propias”.

 

La aprobación de esta moción, que ha contado también con el apoyo del grupo Ciudadanos, se produce apenas dos días antes de la convocatoria de una manifestación en el mismo sentido,”Por una financiación justa”, el próximo día 18, en la que junto a sindicatos, entidades empresariales y cívicas, en la que el único partido ausente será el Partido Popular, como se han encargado de recordar todos los intervinientes.

 

En el cuerpo de la moción se afirma que el objetivo es que “nunca más exista una ciudadanía discriminada por el sólo hecho de pertenecer a un territorio”, antes “reclamar un reparto de las inversiones y una ejecución que0 acabe con el déficit inversor en la Comunidad Valenciana, compensando la insuficiencia de los últimos años y “dedicando una cantidad de recursos ajustada a nuestro peso poblacional, tal como recoge la reforma de nuestro Estatuto de Autonomía aprobado por les Corts Valencianes”. En una tercera propuesta de acuerdo se reivindica “el reconocimiento de los déficits de financiación acumulados directamente y el establecimiento de mecanismos de compensación para que el nuevo modelo no nazca lastrado por la injusticia diferida del anterior.”

 

La primera intervención ha sido la de María Oliver (València en Comú), quien ha enumerado algunos de los problemas “que encontramos en nuestras calles y que son consecuencias de la infrafinanciación”. Ha hablado de barracones, de listas de espera, de ayudas a la dependencia, de la línea T-2, de la necesidad de mejorar la oferta sanitaria. Ha afirmado que por culpa de la infrafinanciación “se dejan de recibir 3000 euros cada minuto”, y ha cifrado en 5.500 millones de euros la cantidad que los valencianos y valencianas han dejado de recibir en los últimos 15 años.

 

En su opinión la falta de financiación “contraviene el principios de solidaridad territorial. Queremos inversiones del Estado como las que han recibido en otros lugares y abandonar esta situación en que pagamos como los más ricos, pero somos los más pobres y los más endeudados.” Oliver se ha dirigido a la bancada Popular para decirles: “Me gustaría saber por qué no se suman a la manifestación del sábado”.

 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.