El Ayuntamiento considera que la reapertura del CIE de Zapadores es un ataque a los derechos humanos

 

La concejala de Igualdad y Políticas Inclusivas, Isabel Lozano, y el concejal de Cooperación al Desarrollo y Migrantes, Berto Jaramillo, han rechazado de plano la reapertura del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores, en la ciudad de València, ya que su puesta en funcionamiento «termina con un período de seis meses de respeto a los derechos humanos en la ciudad de València. Todos y todas hemos podido comprobar que mientras el CIE ha restado cerrado, en València no ha habido ningún incidente, entonces, nos preguntamos para qué sirve el CIE más allá de ser un lugar donde no se respetan los derechos más básicos de las personas», ha dicho Lozano.

 

Desde el Ayuntamiento se ha reclamado nuevamente al Gobierno Central el cierre de este CIE, dado que la legislación Europea en materia de inmigración no obliga a las ciudades a tener abierto un centro de estas características, que Lozano no ha dudado al comparar con una prisión. «El CIE es, sin dudas, es la gran vergüenza de los derechos humanos en nuestra ciudad», ha dicho Lozano.

 

En ese sentido, desde el Ayuntamiento se ha destacado la «normalidad y tranquilidad» que se ha vivido en la ciudad en este periodo. Con el CIE inoperativo la ciudad ha continuado como siempre y, además, ha experimentado la paz social que otorga no estigmatizar ni castigar a nadie simplemente por su situación administrativa». Así, Lozano se ha preguntado si realmente tiene algún sentido el CIE y ha señalado que el Gobierno de la Nau «continuará trabajando para garantizar que en nuestra ciudad se respeten los derechos a todas las personas por igual, independientemente de su origen».

 

Por su parte, el concejal de Cooperación al Desarrollo y Migración, Roberto Jaramillo, ha manifestado la total oposición a la reapertura del CIE de Zapadores. Según Jaramillo, «no podemos permitir que en una ciudad como València se vulneren los derechos humanos. Tenemos que luchar para convertirnos en un referente en la lucha por el respeto de la dignidad humana. Los CIE son una aberración en el siglo XXI. No podemos cerrar a la gente que no ha cometido ningún delito, y que lo único que pretenden es tratar de sobrevivir y buscar un futuro mejor lejos de sus países de origen».

 

El concejal de Migración, que se encuentra de viaje en Colombia participando en una comisión de verificación de derechos humanos, ha insistido también que «la falta de transparencia del Gobierno español y las irregularidades que se cometen en la gestión de los centros de internamiento sería considerado un escándalo en cualquier país democrático de nuestro entorno». Berto Jaramillo, exige el cierre inmediato de los siete centros de internamiento de extranjeros que existen en España y, además, pide a la ciudadanía que «se movilice para que el Gobierno tome nota y entienda de una vez por todas que para la ciudadanía de este país el respeto y la libertad humana son dos valores fundamentales».

 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.