La Alquería de Ricós albergará el primer centro municipal para acoger personas migrantes

 

La Alqueria de Ricós, en el barrio de Campanar, será un espacio de acogida para las personas que huyen de la guerra, de la pobreza económica y otras circunstancias con las cuales malviven en sus países y llegan a València con un proyecto vital. Así lo ha acordado la Junta de Gobierno Local, al aprobar la adscripción de este inmueble municipal a la Concejalía de Cooperación al Desarrollo y Migración para hacer posible el mencionado proyecto, “con el cual el equipo de gobierno reforzará, con recursos propios, su política de acogida”.

 

La concejala de Cooperación al Desarrollo y Migración, Neus Fábregras, se ha hecho eco de este acuerdo, “con el cual el Govern de la Nau comenzará un nuevo camino para acoger a las personas que llegan a Valencia con carencias para cubrir sus necesidades básicas”.

 

Según ha explicado, “hasta el momento, el Ayuntamiento dispone de unas 150 plazas, fruto del acuerdo con diferentes entidades sociales, para alojar a estas personas”. Si bien, ha añadido, “a pesar de que el Gobierno Central no cumple el acuerdo de la Unión Europea de traer al menos 17 mil personas que huyen de los conflictos bélicos, estas personas llegan a València y hay que tener los recursos para atenderlos como es debido”.

 

Por esta razón, ha explicado, “hemos impulsado el que será el primer centro municipal de acogida, que se ejecutará con los Presupuestos de 2018 en uno de los inmuebles del mencionado edificio rural, situado al camino del Pouet, en medio de un espacio ajardinado”.

 

“València es una ciudad refugio, una ciudad de acogida y como tal tenemos que tener los recursos para dar asistencia tanto a las personas que nos solicite asilo como las que llegan a la ciudad y encuentran complicaciones para conseguir su inclusión social”, ha concluido Neus Fábregras.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.