València en Comú ante el uno de mayo

 

València en Comú se suma a la celebración del primero de mayo, fecha que conmemora el núcleo de las luchas populares de lo que sigue siendo nuestra época.

 

Muchos de los derechos y libertades de los que hoy gozamos y que peleamos por defender son conquistas de estas luchas, son el logro de todas aquellas personas que nos precedieron y nos mostraron el camino.

La norma del empleo estable, que se viene debilitando durante los últimos cuarenta años, no fue sino un momento excepcional en la historia de las clases trabajadoras. Ese modelo de normalidad salarial, con sus limitaciones y carencias, incapaz de superar la discriminación de género, fue la consecuencia de las luchas sociales en una coyuntura determinada. Nuestra coyuntura es otra, nuestros espacios de lucha diferentes, pero el impulso es el mismo.

Es un momento de pensar el incremento de la precariedad, de la inestabilidad, de la inseguridad, no como la pérdida de vigencia y significado político de la condición de trabajadora, sino justo al contrario. Si el trabajo está de vuelta, con su rostro real de sufrimiento, incertidumbre y pobreza, esto sólo puede significar que las condiciones que estuvieron en el origen de la lucha obrera siguen completamente vigentes.

El primero de mayo es la fiesta en la que celebramos el esfuerzo y su contribución al bienestar y al cuidado; es el día en que nos reconocemos en nuestro pasado y nos reivindicamos como las protagonistas del cambio que estamos provocando entre todas. La lucha obrera ha tenido muy diferentes objetivos y se ha servido de muy diferentes medios, y ahora es el tiempo que esta lucha adopta la forma de una lucha por lo común.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.