València en Comú tacha de retroceso en igualdad y derechos la suspensión de la sanidad universal en la Comunidad Valenciana

La plataforma municipalista denuncia la sentencia del Tribunal Constitucional que supone la expulsión de los inmigrantes irregulares de la sanidad pública valenciana.

València en Comú (VALC) ha hecho público un comunicado en el que muestra su rechazo ante la sentencia del Tribunal Constitucional que supone la suspensión de la ley de la Comunidad Valenciana que regula el acceso universal a la sanidad pública, una ley que otorgaba a las personas inmigrantes indocumentadas los mismos derechos de asistencia sanitaria que a los españoles. Para VALC, esta sentencia es “un paso atrás en la igualdad y los derechos humanos” y “el último acto criminal de un gobierno que muere matando por mano del Tribunal Constitucional”.

Fue ayer cuando se conoció la suspensión, por parte del Tribunal Constitucional, de la ley de la Comunidad Valenciana que otorgaba a las personas inmigrantes en situación irregular los mismos derechos de asistencia sanitaria que a los españoles una vez demostrasen que estaban empadronadas tres meses como mínimo. Esta fue una de las primeras medidas del nuevo gobierno valenciano después de que el PP fuera desplazado del poder autonómico. El gobierno de Mariano Rajoy se apresuró a recurrir esta normativa y el recurso ha sido admitido por el Tribunal Constitucional. Hay que recordar que fueron Rajoy y su gobierno los que restringieron la atención sanitaria a las personas inmigrantes sin papeles en el año 2012.

Para València en Comú, “la atención sanitaria es un derecho humano que merece tener cualquier persona sin importar su origen, género o raza”, por lo que considera la sentencia del Constitucional “un gran paso atrás en igualdad y en derechos humanos”. Así, VALC muestra su rechazo a esta sentencia “puesto que recorta en derechos fundamentales y vuelve a dividir a la población en ciudadanos/as de primera y de segunda”.

La plataforma municipalista emplea términos como “estupor, indignación y rechazo” para expresar su repulsa a la sentencia del Tribunal Constitucional, de la que sospecha que ha sido redactada “a instancias del gobierno del PP”. VALC denuncia la sentencia como “el último acto criminal de un gobierno que muere matando por mano del Tribunal Constitucional alegando una cuestión de competencias que pone en un segundo plano los derechos a la salud y a su propia integridad y dignidad de las personas, unos valores que deberían inspirar cualquier sentencia hecha en nombre de un supuesto espíritu constitucional que, en este caso, se ha olvidado”.

En este sentido, “València en Comú subraya una vez más su apuesta por una sanidad pública y universal, una sanidad integral que atienda a todas las personas por igual sin importar su lugar de procedencia o clase social. Porque ninguna persona es ilegal, todas tienen que tener reconocido el derecho fundamental de un acceso gratuito y de calidad a la sanidad”. Después de reconocer que VALC, como plataforma municipalista que forma parte del gobierno del Ayuntamiento de Valencia, no tiene competencias en esta materia, se reafirma en su derecho a “seguir exigiendo desde lo local que se logre una sanidad universal en el País Valenciano”.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.